Dimite el fiscal anticorrupción Manuel Moix

por | Junio 2, 2017

El jefe de la fiscalía anticorrupción Manuel Moix ha presentado hoy su dimisión al fiscal general del estado español, José Manuel Maza. Los últimos días ha trascendido que Moix era el propietario del 25% de una sociedad ‘off shore’ en el Panamá. En una comparecencia de urgencia, Maza ha anunciado la dimisión de Moix y a la vez ha defendido la inocencia: ‘Hemos hablado de su situación y hemos analizado los datos de que disponía respecto a su actuación y he podido constatar que no ha existido ningún tipo de ilegalidad ni irregularidad en su comportamiento, ni siquiera ninguna incompatibilidad’, ha dicho.

Maza ha asegurado que la conducta de Moix ha sido absolutamente regular y ha añadido que no había motivos para su cese. Así mismo, ha reivindicado la autonomía de la fiscalía ante las influencias externas. Según Maza, Moix ha dimitido por motivos personales y de manera irrevocable. ‘Yo no puedo obligar una persona que aduce problemas personales para que continúe en sus funciones, y por lo tanto acepto su renuncia’, ha explicado.

Tres meses llenos de polémicas

Moix sólo ha ocupado el cargo de fiscal anticorrupción durante tres meses y ha sido un personaje polémico desde el principio. Antes de su nombramiento, la Unión Progresista de Fiscales advirtió que Moix era citado a las boy scouts de la investigación del ex-presidente de la Comunidad de Madrid Ignacio González, y posteriormente se hizo público una grabación en la cual González y el ex-ministro del PP Eduardo Zaplana celebraban el nombramiento.

Además, durante su etapa como fiscal jefede Madrid también había recibido críticas por un presunto tratamiento favorable de Esperanza Aguirre, Rodrigo Rato y Miguel Blesa. Una vez nombrado, intentó sin éxito relevar los fiscales de la operación Lezo justo antes del inicio de la operación. Posteriormente, probó de parar los cacheos a las dependencias de González, un episodio que lo obligó a convocar la Junta de Fiscales Anticorrupción, que se posicionó junto a los fiscales de la operación Lezo. También intentó, sin éxito, de apartar los fiscales del caso 3%.

La oposición reprobó Moix en el congreso español y posteriormente el gobierno español le retiró el apoyo explícito, dejando la cuestión en manso de Maza. Además, la Asociación de Fiscales también le pidió ayer que pusiera su cargo a disposición del fiscal general del estado español para no comprometer más la imagen de la institución.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *